Siga nuestras redes sociales

¿Conoces la poderosa oración Augusta Reina?

02/09/2021 . Formações

El Padre Luis-Eduardo Cestac, en 1864, tuvo una visión de innumerables demonios dispersos por la tierra, concomitantemente vio a María, La cual le anunció que era necesario que pidiera a la Reina de los Ángeles que enviara sus legiones celestiales de los Santos Ángeles para derrotar a los demonios que tuvieron su poder liberado alrededor del mundo.

“Vi a la Santísima Virgen que me dijo que, efectivamente, los demonios andaban por el mundo y que había llegado la hora de rogarle, como Reina de los Ángeles, pidiéndole las Santas Legiones para combatir y aplastar los poderes infernales.

– Madre mía, siendo tan bondadosa, ¿no podríais ordenarlo sin que os lo pidieran?

– No, pues la oración es una condición impuesta por Dios mismo para alcanzar las gracias.

– Pues bien, mi Madre, en ese caso, ¿os dignaréis enseñarme cómo se debe rezar?”.

Por la gran devoción que nuestro siervo fundador, Padre Alexandre Paciolli, tiene por su Ángel de la Guarda, se reza también la oración del Santo Ángel, clamando por su protección a lo largo del día. Finalizando con nuestro lema: Todo por Jesús, nada sin María.

“La comunidad se fundamenta en la mirada misericordiosa de María Santísima que, durante toda su vida, estuvo envuelta por la mirada de Jesús. (…) Por eso, cada miembro de la comunidad busca la identidad de su mirada y de todo su ser con la mirada de María santísima, convirtiéndose en un misionero de la misericordia de Jesús. De esta comprensión brota el lema de la Comunidad” Todo por Jesús, nada sin María

ORACIÓN AUGUSTA REINA

Augusta Reina de los cielos, soberana maestra de los Ángeles, tú que, desde el principio, recibisteis de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de satanás, os lo pedimos, humildemente, Enviad vuestras legiones celestiales para que, bajo vuestras órdenes, y por vuestro poder, Persigan a los demonios, los combatan por doquier, reprimiendo su insolencia y lanzándolos al abismo. ¿Quién como Dios? Oh Madre de bondad y ternura, tú siempre serás nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh, Madre Divina!, envía a los Santos Ángeles para defendernos, y aleja de nosotros al cruel enemigo. Santos Ángeles y Arcángeles defiéndenos y guárdanos. Amén.

¡Jesús, en ti confío!

Nuestra Señora de Guadalupe,

Santos Miguel, Gabriel y Rafael Arcángeles,

San Padre Pío de Pietrelcina,

Santos Luís y Zélia Martin,

Santa Margarita María de Alacoque,

Santa Teresita del Niño Jesús,

Santa Faustina Kowalska,

San Juan Pablo II,

Todos los santos y santas llagados,

¡Rueguen por nosotros de la Mirada Misericordiosa y por todos los sacerdotes y familias!

Santo ángel del Señor, mi celoso custodio, si a ti me ha confiado la piedad divina, siempre rigeme, guardame, gobiername e ilumíname. ¡Amén!

¡TODO POR JESÚS, NADA SIN MARÍA!

PRÓXIMOS EVENTOS